BLOG, Picoteo Saludable, PLATOS PRINCIPALES, RECETAS

Condimentos para dulce y salado

Noviembre 13, 2015
tarta cruda de zanahoria

El otro día publicamos ideas para preparar nuestros condimentos al gusto y a medida.

Hoy vamos a publicar dos recetas fáciles y prácticas para utilizar estos condimentos, con una receta salada y otra dulce.

TORTILLA DE CALABACÍN Y CALABAZA

Para esta receta utilizamos el condimento “anticáncer”, que consta de; 2 cucharadas de trigo sarraceno germinado + medio puñadito de Maitake secas (hongo altamente estimulantes del sistema inmune) + media cucharada de cúrcuma en polvo + una pizca de pimienta negra + 1 cucharada de sal marina sin refinar

Para esta tortilla utilicé una sartén pequeña.

tortilla calabacín

Ingredientes:

  • 300 gr de calabaza (pelada y picada en trozos medianos)
  • 600 gr de calabacín (lavado o pelado y picado en trozos medianos)
  • 2 o 3 cucharadas (según el gusto) de condimento “anticáncer”
  • 4 huevos caseros

Elaboración:
Con un poquito de aceite de oliva virgen extra pochamos el calabacín y la calabaza con los condimentos (Opcional; podemos añadir cebolla picada, al gusto de cada uno). Dejamos que se haga 10 minutos aproximadamente.

Vigilar de vez en cuando como está el calabacín, porque si se pasa del tiempo de deshace mucho y suelta mucha agua.
Si hay restos de agua escurrir al terminar.
Por otro lado batimos los huevos y reservamos.
Mezclamos todo en un bol y hacemos los mismos pasos que para una tortilla normal, dejándola a fuego más o menos tiempo según nos guste el huevo más o menos hecho.

Listo para comer!!

TARTA CRUDA DE ZANAHORIA

Para la tarta utilizamos dos cucharadas de condimento “especial para mujeres”, que lleva; 2 cucharadas de trigo sarraceno germinado + 1 cucharada de semillas de lino + 1 cucharada de maca + media cucharada de canela.

tarta cruda de zanahoria.jpg2

Ingredientes:

Para la base

  • 4 zanahorias
  • 1 taza de almendras crudas
  • 1 taza de dátiles
  • 2 cucharadas de condimento de canela
  • Unas gotas de jugo de limón
  • 1 cucharada sopera de aceite de coco
  • 1 cucharada sopera de semillas de Chía

Para la cobertura

  • 1 taza de nueves
  • ¼ de bebida vegetal (con 1 o 2 cucharadas de estevia, o en su defecto 2 cucharadas de panela)
  • 1 cucharadita pequeña de vainilla en polvo
  • Ralladura de un limón
  • 1 cucharada sopera de aceite de coco
  • Unas bolitas de polen para decorar

Elaboración:
Dejamos las almendras crudas a remojo toda la noche. Las que floten las descartamos.
Al día siguiente escurrimos las almendras y las ponemos en un recipiente, procesador o en el vaso de la termomix, junto con los dátiles (sin la pepita), las zanahorias (peladas y picadas), los condimentos, el jugo de limón, el aceite de coco y las semillas de Chía.
Trituramos todo bien hasta conseguir una pasta y la ponemos en un molde cuadrado.
Reservamos en la nevera mientras hacemos la cobertura.
Si utilizamos una bebida vegetal derivada de un cereal, es mejor hervirla antes de cocinar con ella.
En este caso utilicé bebida de arroz, que herví con una cucharada de estevia, luego lo colé y dejé enfriar.
En el mismo vaso donde hicimos la base, introducimos las nueces, la leche, la ralladura de limón, la vainilla y el aceite de coco. Trituramos todo bien y rectificamos de sabor si es necesario.
Añadimos la cobertura a la base que teníamos en la nevera.
Dejamos la tarta en el congelador durante 2 horas. Luego la retiramos, la cortamos en trozos en el mismo molde y dejamos que coja temperatura ambiente. Hacemos este proceso así para que no rompa.
Decoramos con unas bolitas de polen y a disfrutar!!
Feliz juernes!! 😉

You Might Also Like

Sin comentarios

Responder