PLATOS PRINCIPALES, RECETAS

Lasaña de calabacín y quinoa

Julio 14, 2016

La relación entre el consumo de ciertos alimentos con la salud humana y la prevención de patologías está siendo hoy en día un punto importante de investigación. Cada alimento tiene su compuesto bioactivo (vitaminas, minerales, enzimas, etc.)  que podrá influir de forma positiva en la salud de una persona por su efecto antioxidante, antibacteriano, enzimático, etc. Por lo tanto, diferentes personas con diferentes disfunciones y/o patologías, se verán beneficiadas de un grupo de alimentos diferentes.

Por ejemplo, un persona con un hígado graso se puede beneficiar de alimentos depurativos  gracias a su composición azufrada, pero sin embargo una persona con colitis ulcerosa debería evitar este tipo de alimentos.

Por su parte, la quinoa, que se le conoce como pseudocereal ya que no es un cereal pero se asemeja mucho, posee grandes virtudes nutricionales, entre ellas su riqueza en selenio y compuestos fenólicos. Además no contiene gluten, por lo que lo que estaría indicada para celíacos, intolerantes, alérgicos y para patologías como Artritis reumatoide, Diabetes tipo I, Alopecia areata, etc.

Su mayor fuente de calorías es en forma de hidrato de carbono complejo, aunque contiene más proteína y grasa (omega 6 y 3) que cualquier otro cereal. Tiene gran contenido en fibra, de tipo insoluble, con lo que estaría indicada para personas que sufren de estreñimiento y personas diabéticas, ya que sus características hacen que tenga un índice glucémico bajo. Tanto por su contenido en fibra como por su aporte en omega 3 y 6 también estaría indicada para personas con hipercolesterolemia.

En cuanto a su contenido en micronutrientes, la quinoa contiene potasio, magnesio, calcio, fósforo, hiero y zinc entre otros, además de vitaminas del grupo B y la vitamina E, potente antioxidante. Todo ello hace que sea un alimento estrella de origen vegetal para deportistas, niños en edad de crecimiento y personas convalecientes.

El primer paso para cocinar la quinoa es lavarla bien bajo el grifo, con el fin de eliminar sustancias nocivas de la capa externa. Lo ideal sería dejarla un tiempo a remojo, luego volver a lavarla para luego cocinarla. El tiempo de cocción oscila entre 15 y 20 minutos y con ella podemos cocinar todo tipo de platos;

Pastel de quinoa con y bacalao;http://toogoodtobefood.es/pastel-de-quinoa-y-bacalao/

Quinoa con mejillones; http://toogoodtobefood.es/quinoa-con-mejillones/

Pancakes de quinoa y calabaza; http://toogoodtobefood.es/merienda-para-todos-celiacos-procesos-antiinflamatorios-sindrome-metabolico-personas-de-patron-alergenico-rinitis-sinusitis-estrenimiento-etc/

Tortilla de quinoa; http://toogoodtobefood.es/tortilla-de-quinoa/

Desayunos varios; http://toogoodtobefood.es/desayunos-para-todos/

Etc.

Y ahora también la Lasaña de cabalabacín y quinoa!!

Por su contenido nutricional estaría muy indicada para recetas anticáncer, para problemas de próstata, para dietas antioxidantes, para niños, para deportistas, para Síndrome Metabólico,…. Sin embargo para personas con alteraciones histaminoalergénicas no se aconseja principalmente porque lleva tomate, así como para personas que padecen de migrañas y personas con piedras de riñón por su contenido en remolacha (rica en oxalatos).

RECETA

lasaña calabacín y quinoa

Ingredientes:

  • 1 taza de quinoa
  • 1 cebolla
  • 2 tomates
  • 1 remolacha
  • 2 pechugas de pollo caseras
  • 3 calabacines pequeños
  • 1 cucharada sopera de aceite de coco
  • Condimentos; albahaca fresca, orégano, cúrcuma en polvo y sal marina sin refinar
  • un molde cuadrado de cristal

Elaboración:

  • Por un lado preparamos la quinoa. La lavamos bien y la podemos dejar a remojo unos horas (la puedes dejar la noche anterior). Después del remojo hay que volver a lavarla. Por una taza de quinoa ponemos dos de agua y dejamos que se haga durante 15-20 minutos, con una pizca de sal del himalaya al gusto.
  • Por otro lado cortamos el calabacín en rodajas y le damos una pequeña cocción a la plancha.
  • Pelamos y picamos la cebolla y la dejamos pochar unos 10 minutos con la cucharada de aceite de coco. Luego añadimos la calabaza, la remolacha, la albahacha, los tomates, junto con una ramita de albahaca picada, una cucharadita de orégano, otra de cúrcuma el polvo y  una pizca de sal del himalaya al gusto. Dejamos que poche todo durante 20 minutos. Al terminar trituramos todo bien para que quede como si fuese una salsa.
  • Picamos la pechuga de pollo en dados y los pasamos por la plancha.
  • Una vez que la quinoa esté cocida, eliminamos el agua sobrante (si la hay) con un escurridor, y en un bol mezclamos la quinoa junto con la salsa y el pollo picado.
  • Dejamos unos minutos que la quinoa absorba el jugo de la salsa y rectificamos de sal si hace falta.
  • Sobre el molde vamos colocando una capa de calabacín y otra de quinoa. Así hasta las capas que nos de los ingredientes.
  • Por arriba le añadí unas láminas de calabacín y de tomate, con un poco de orégano seco y lo puse a gratinar unos 10 minutos.
  • Esperar un poco a que se enfríe para que coja consistencia y no se deshaga al desmontar.

Es muy digestiva, supernutritiva y muy rica!!

Enjoy your meal!!! 😉

 

You Might Also Like

Sin comentarios

Responder