BLOG, MASAS Y PANES

Panecillos sin gluten al vapor

Abril 25, 2017

La Vesícula Biliar (V.B.) es un órgano en forma de saco que se aloja bajo el hígado. Su principal función es almacenar la bilis que produce el hígado para poder digerir las grasas.

La V.B. se conecta con el intestino delgado (a nivel del duodeno) a través de la vía biliar común o conducto colédoco. Por lo tanto, cuando comemos la bilis pasa del hígado a través del conducto hepático hacia la Vesícula Biliar, y de ésta desemboca en la parte descendente del duodeno para facilitar la digestión, principalemente de las grasas.

Para no complicarme con la explicación y para que lo entendais mejor y de forma más gráfica, os dejo con este video. Es un poco largo y está en inglés (no lo he encontrado subtitulado) pero explica todo muy bien;

Es más probable que la vesícula cause problemas si algo obstruye el flujo de la bilis por los conductos biliares. Muchas veces estos conductos se obstruyen por el endurecimiento de algunos componentes en la bilis como colesterol, ácido úrico entre otros formando así cálculos biliares. En esta situación, la bilis no llega eficientemente al proceso de digestión y al consumir alimentos ricos en grasa se presentan síntomas como náuseas, vómitos, dolor abdominal, entre otros. Nos podemos encontrar entonces con que los conductos se obstruyen provocando un cólico biliar, o que tenga lugar una colecistitis o inflamación de la V.B.

Algunos de los motivos por los que ocurre esto son;

  • Malos hábitos alimenticios, sobre todo abuso de grasas, fritos, alcohol, etc.
  • Algunos medicamentos, sobre todo la píldora anticonceptiva.
  • Algunos trastornos hormonales.
  • Estrés
  • Dieta pobre en fibra y vegetales
  • Etc.

Entre algunos de los síntomas que pueden estar asociados con un trastorno de la Vesícula Biliar son;

  • periartritis escápulo-humeral, principalmente del lado izqdo
  • cervicalgias, sobre todo del lado izqdo y muchas veces con irradiación a ojo del mismo lado
  • hipersensibilidad del cuero cabelludo del lado izqdo
  • dolor interescapular (sobre todo cuando afecta al funcionamiento normal de duodeno)
  • parestesias en las manos
  • alteraciones del sueño  entre las 23 y 1 de la mañana (máxima actividad de la Vesícula según el ritmo circadiano)
  • Intolerancia a ciertos alimentos, sobre todo grasos, fritos, cebolla,  chocolate, etc.
  • Etc.

Para reeducar el funcionamiento normal de la V.B. es importante facilitar el proceso digestivo lo máximo posible. Para ello es necesario;

  • acompañar en cada comida con una pequeña porción de de hidrato de carbono complejo, pero bajo en fibra (principalmente en fases agudas); mijo, patata cocida, trigo sarraceno, etc. En la cena no es estrictamente necesario, pero dependerá de la persona.
  • consumir una poca cantidad de grasa saludable diaria para estimular la producción de bilis; aceite de oliva, jamón ibérico de buena calidad, etc.
  • acompañar con una pequeña cantidad de proteína, más bien magra; pavo, conejo, pollo (no hormonado!!), etc. Evita las grasas saturadas; bollería, horneados, carnes rojas, embutidos, etc.
  • es importante masticar bien y despacio.
  • evitar comidas copiosas y a deshoras; comer a las 15-16, cenar a las 23h. etc.
  • no pasar más de 4 horas sin hacer una ingesta, y evitar los ayunos!! Ya que favorecen la formación de cálculos biliares.
  • etc.

Estas pautas tendrán variaciones dependiendo de la persona y la sintomatología que presente.

Todo esto y mucho más lo teneis en el libro de “Nutrición para la salud femenina” de Itziar González De Arriba.

Esta pequeña introducción sobre el funcionamiento y la sintomatología de la V.B. es para que entendais el motivo de hacer un pan al vapor y no al horno. El pan al vapor desde luego que no tiene ese toque crujiente de la corteza, ni ese olor a pan recién hecho, ni esa miga esponjosa, pero es una buena alternativa para personas con alguna disfunción de la V.B., ya que cualquier horneado estaría desaconsejado en estos casos por la saturación que supone del alimento.

He probado la misma receta en la sartén para tener más variables, como si fuese una arepa, pero en los casos de una disfunción importante de V.B. lo ideal sería hacerlo al vapor.

RECETA;

PANECILLOS SIN GLUTEN

panecillos al vapor para tus recetas terapéuticas

 

Ingredientes

  • 2 tazas de harina (yo mezclé 1 y media de trigo sarraceno y media de harina de castaña, pero es opcional, al gusto del consumidor)
  • 1 taza de agua (no colmada. Mejor añadir poco a poco hasta conseguir la textura ideal)
  • Condimentos; sal marina sin refinar, cúrcuma, pimienta negra. Otros los hice con orégano, albahaca y sal marina sin refinar. Al gusto de cada uno.

Elaboración

Mezclamos las harinas con el bicarbonato y con el agua; vamos introduciendo el agua poco a poco hasta conseguir la textura tipo “masa”, sin que se pegue a los dedos.

Añadimos los ingredientes y condimentos que queramos y le damos la forma de panecillos. Yo no los hice muy voluminosos porque si no tardan más en hacerse. Hice panecillos planos y con la forma de la palma de la mano.

Ponemos a hervir agua en una olla con la rejilla para cocinar al vapor. Antes de que empiece a hervir colocamos los panecillos.

Dejamos que se cueza durante 20-25 minutos (va a depender del tamaño de los panecillos).

Antes de apagar el fuego comprueba con un cuchillo si están bien hechos; pinchamos con el tenedor y si sale limpio es que están en su punto. Aunque por fuera parezca que no porque están húmedos, si el tenedor sale bien y limpio ya los podeis retirar. Luego en seco la textura de fuera cambia un poco.

Mejor conservar en la nevera para que aguanten más.

Si no te gusta mucho la textura siempre puedes tostarlos un poco en la tostadora para darle un toque.

Para hacerlo en la sartén o a la plancha se hace el mismo proceso. Precalientas la sartén y pones los panecillos. Tiene que estar el fuego bajo y bastante tiempo para que se hagan por dentro. Lo mejor es que los hagas finos y no muy grandes para que no te lleve mucho tiempo.

panecillos para tus recetas terapéuticas

 

Para tus meriendas, para tus desayunos,….y acompáñalo con tus ingredientes preferidos 😉

Enjoy your meal!!

 

 

You Might Also Like

Sin comentarios

Responder