DESAYUNOS, Dulce, MASAS Y PANES, Picoteo Saludable

Bizcocho de algarroba

Febrero 12, 2017

El CACAO procede de una planta americana con grandes propiedades antioxidantes y protector del sistema inmune gracias a su contenido en flavonoides entre otros componentes (http://www.fisiogenomica.es/2017/02/the-effects-of-cocoa-on-immune-system.html).

Entre sus grandes propiedades terapéuticas desarrolladas en el artículo anterior, este alimento también tiene algunos contras. Alguno de ellos es que contiene teobromina, compuesto químico alcaloide que hace que el cacao esté contraindicado sobre todo en personas con reacciones histaminérgicas. Esto afecta principalmente a las personas alérgicas, que genéticamente tienen una alteración que les hacer más reactivos a la histamina (compuesto bioquímico involucrado en la respuesta local del sistema inmune). Por lo tanto, en este tipo de personas los alimentos ricos en histamina empeorarían su sintomatología, y por lo tanto estarían contraindicados.

La sintomatología de este tipo de personas puede ser variada ya que en nuestro cuerpo hay receptores de histamina en diferentes partes; en la piel (dermatitis), en los pulmones (bronquitis), a nivel de vascularización periférica (cefaleas), etc. Por lo tanto estas personas deberían llevar una dieta baja en histamina, y dependiendo de la gravedad o si es un caso agudo, deberían evitarla completamente en su dieta.

Además, el cacao es un alimento excitante ya que contiene cierta cantidad de cafeína. Eso unido a que hoy en día suele ir de la mano de todo tipo de azúcares; tanto en chocolates, bizcochos, bombones, etc. Por ello sería importante evitar este tipo de alimentos en niños hiperactivos, o diagnosticados de TDAH entre otros. Aunque en realidad este tipo de alimentos deberían consumirse muy puntualmente para cualquier persona.

Otro de los componentes del cacao son los oxalatos; se trata de una sustancia bioquímica que una vez absorbida en el tuvo digestivo se une a iones de calcio formando oxalatos de calcio, una sal poco soluble. Esto conlleva a que una parte del calcio se elimine y otra parte se cristalice formando cálculos que puede obstaculizar los conductos renales. En personas sanas y sin sintomatología renal, cuando las cantidades de oxalatos son “normales” se eliminan a través de las heces, puesto que no es absorbible. Pero en personas con sintomatología renal, con piedras en el riñón, , etc., deberían llevar una dieta baja en oxalatos (cacao, espinacas, remolacha, té,…) o evitarlos completamente.

Por lo tanto, para todas estas personas que deben bajar o eliminar el cacao en su dieta, una de las posibles alternativas es utilizar la ALGARROBA:

La algarroba es una legumbre procedente del árbol del algarrobo, muy utilizado en la cocina para la elaboración de postres y dulces.

Además de su contenido en hidratos de carbono, entre sus componentes tenemos; vitaminas A, del grupo B (B1, B2, B3, B6, B9 o ácido fólico), C, E, minerales como el potasio, magnesio, hierro, fósforo, zinc, calcio, selenio, yodo, ácidos grasos, carotenoides, proteínas vegetales y fibra.

Fue durante la guerra civil española cuando se descubrió su efectividad para tratar diarreas y proteger el intestino.

Entre otras muchas propiedades se caracteriza por;

  • su efecto antioxidante, retrasando el envejecimiento y enfermedades degenerativas
  • reduce los niveles de glucosa en sangre
  • estimula la secreción de leche materna y ayuda a reducir los vómitos que muchas mujeres sufren sobre todo los primeros meses de embarazo
  • evita la formación de piedras o cálculos en los riñones
  • ayuda al correcto funcionamiento de la glándula prostática
  • favorece la formación de glóbulos rojos, ayudando a prevenir la anemia
  • etc.

Por lo tanto, estaría indicado en niños en edades de crecimiento, embarazadas y mujeres en período de lactancia, personas deportistas y con exigencias físicas y mentales.

Se desaconseja en casos de obstrucción intestinal, íleo, estenosis esofágica pilórica o intestinal.

Así que hoy cocinamos con ¡algarroba!. Mi amiga Miriam comparte con todos nosotros su receta de bizcocho de algarroba con harina de castaña.

RECETA;

BIZCOCHO DE ALGARROBA

bizcocho de algarroba para tus recetas terapéuticas

Ingredientes

  • 1 taza de harina de castaña
  • 1/2 taza de harina de trigo sarraceno
  • 1/4 taza de harina de algarroba
  • 1 taza de bebida de arroz
  • 4 huevos
  • un chorrito de AOVE (aceite de oliva virgen extra)
  • una pizca de bicarbonato alimenticio (media cucharada de postre)
  • frutos secos al gusto (las personas con reacción histaminérgica deberían evitar los frutos secos, principalmente las nueces)
  • 1 manzana reineta
  • 2 cucharadas de panela
  • canela en polvo

Elaboración

En un bol mezclamos las harinas, el bicarbonato, y la canela.

En otro bol batimos los huevos y le añadimos la panela, la bebida vegetal y el aceite.

Precalentamos el horno a 180 grados.

Mezclamos el contenido de los dos boles y lo ponemos en un recipiente o molde.

Añadimos la manzana laminada por encima.

Introducimos en el horno a 180 grados durante 25-30 minutos. Para valorar si está hecho podemos pinchar con un tenedor, si sale limpio ya está en su punto.

 

Esta receta es apta para celíacos o personas que no deben consumir gluten en su dieta.

Feliz Domingo! Enjoy your meal 😉

 

 

 

 

 

 

You Might Also Like

2 Comentarios

  • Reply Ana Junio 6, 2017 at 6:28 pm

    Buenas tardes,
    S no encuentro la harina de castaña porque otra harina la puedo sustituir? Soy celiaca.

    Muchas gracias de antemano.

    • Reply florinda Junio 11, 2017 at 1:52 pm

      Hola Ana! Lo puedes sustituir por harina de arroz, de amaranto, de quinoa 😉

    Responder