DESAYUNOS, Dulce, RECETAS

Galletas variadas

Agosto 20, 2017
galletas para tus recetas terapéuticas

“Pecar” sin romper los hábitos saludables a veces resulta una odisea, pero siempre se puede encontrar la forma de deleitar el paladar con recetas terapéuticas y nutritivas. Porque como se suele decir, “a quién le amarga un dulce”!!

Esta receta la compartió conmigo una amiga del “clan friki”, que tras varios años padeciendo candidiasis de forma recurrente consiguió superarlo a través de la alimentación.

Y es que uno de los problemas actuales a nivel nutricional, es el elevado consumo de alimentos de índice glucémico alto; es decir, todos aquellos alimentos de asimilación rápida y que provocan un aumento exagerado de la glucemia en sangre. El consumo de estos alimentos de forma habitual puede generar a largo plazo patología cardiovascular, trastornos hormonales, patología tiroidea, proliferación de cierto tipo de microorganismos patógenos, etc.

Tan solo evitando este tipo de alimentos puedes mejorar tu calidad de vida de forma sustancial. Eso no quiere decir, que una vez que alcances tu estado de salud óptima, no te puedas dar un capricho de vez en cuando, y si este capricho puede ser de elaboración casera y con alimentos de calidad, mejor que mejor.

Así que para los amantes de las galletas os dejo con esta receta;

RECETA

GALLETAS VARIADAS DE AVENA

galletas para tus recetas terapéuticas

Ingredientes

  • 350 gramos de copos de avena (para hacerlas libres de gluten se pueden utilizar los copos de teff o de amaranto)
  • 150 gr de harina de arroz o trigo sarraceno
  • 200 ml de bebida de arroz o de avena. Para darle un toque a mayores de sabor puedes poner mitad de bebida vegetal y mitad de infusión; té verde, rooibos, menta, etc.
  • 75 gr de aceite de oliva o de coco
  • condimentos al gusto; canela, jengibre, clavo,..
  • sal marina sin refinar
  • 5 gr de bicarbonato alimenticio
  • Otros; nueces, almendras, arándanos, orejones, etc.

A día de hoy el mercado nos ofrece gran variedad de opciones nutritivas y terapéuticas para tus platos, sobre todo para los más frikis ;). Algunas de estas opciones que podrías utilizar en esta receta son;

  • una cucharadita de graviola en polvo; gran anticancerígeno.
  • un poco de acai en polvo; pontente antioxidante, muy rico en vitamina C.
  • una pizca de umeboshi en lugar de sal marina sin refinar; alcalinizante y protector del sistema inmune.
  • una cucharada de kuzu; hace como espesante y le da un carácter prebiótico a la mezcla.
  • yo incluso me atrevería a poner un poco de ajo negro troceado; tiene un sabor suave y le aporta propiedades detox y protector de sistema inmune a tus galletas.
  • coco rallado; muy indicado para alteraciones de tiroides.
  • hierba de trigo en polvo; potente antioxidante y muy indicado para personas con estreñimiento, por su contenido en fibra.
  • polen; grandes propiedades para el sistema inmune con aporte de una gran variedad de minerales y vitaminas (sodio, potasio, magnesio, calcio, aluminio, hierro, cobre, zinc, manganeso, plomo, sílice, fósforo, cloro y azufre, vitaminas A, D, E, B1, B2, B6, ácido nicotínico, ácido pantonénico, C, K, colina, etc). Contraindicado en personas Th2 principalmente.
  • maca en polvo; estimula el sistema inmune, es cardioprotector y ayuda a mejorar la fertilidad y la líbido.

Por supuesto, todos estos ingredientes combinados al gusto y para darle sabor y un mayor aporte nutricional a tus platos, pero siempre según individualidad.

Para las elaboraciones y recetas al horno prefiero no utilizar mucho las semillas y frutos secos, ya que a altas temperaturas se oxidan y pierden parte de sus propiedades terapéuticas.

Elaboración

En un bol mezclamos los copos, la harina, los condimentos elegidos (para mi gusto; una pizca de jengibre, clavo y canela) y el bicarbonato alimenticio.

Añadimos la parte líquida (bebida vegetal y/o agua y/o infusión) y el aceite, y mezclamos hasta crear una masa sólida. A esta masa le añadimos el resto de ingredientes; en este caso utilicé un poco de coco rallado, arándanos deshidratados, una cucharadita de graviola y otra de maca.

Precalentamos el horno a 180º. Mientras tanto vamos haciendo las galletas y las colocamos en una bandeja de horno sobre papel de horno o sobre un poco de aceite.

Según el espesor que le demos el tiempo de cocción será mayor o menor. Cuanto más gruesas sean mayor tiempo necesitan, así que yo recomiendo ir vigilando el horno.

Normalmente estarán listas a los 20-25 minutos.

Como veis en los ingredientes yo no utilicé ningún tipo de azúcar, porque la bebida vegetal y la infusión junto con los arándanos deshidratados, ya le dan un toque dulce. Pero para los más golosos podeis utilizar un poco de estevia o azúcar de coco (que tiene un índice glucémico bastante bajo).

Enjoy your meal!!!

You Might Also Like

1 comentario

  • Reply Javi Noviembre 1, 2017 at 10:55 am

    Buenas Flo!!!!!!
    Un par de dudas con la avena.
    350gr en seco???? O después de lavarla???
    Después de limpiar la avena habría que cocerla???? O directamente se hace la masa???

    Gracias!!!!!

  • Responder